lunes, 12 de abril de 2010

De cuando escribía sus pensamientos


El señor Gurmendi no escribe, sin embargo recoge algunas veces sus pensamientos en trozos de papel que están tirados por los rincones de su casa, se esconden en su mochila o se pierden en la mesa de un bar donde en algún momento tomó café. Un día escribió lo siguiente y lo dejó colgando de la rama de un árbol con ayuda de un alfiler:
Bajé a la orilla del río para deshacerme de pensamientos absurdos que no me aportaban nada. Vi allí el agua cuyo fin es llegar hasta el mar. Vi también un pato que se dejaba llevar por la corriente y cuyo fin es flotar hasta cansarse y dejar de hacerlo. Vi un pájaro que sobrevoló el río, se sentó en la copa de un árbol e inclinó el cuello. ¿Me estaría observando? ¡Que absurdo! Era yo quien lo miraba a él. Vi las burbujas de unos peces cuyo fin no es sino ser peces. Después mi pensamiento se quedó en silencio y al rato me vi a mí sentado en la orilla. ¿Mi fin? Hacer lo que nuestra especie hace.
Tiré una piedra de perfecta finura al agua. Ésta rebotó en la superficie, tiró al pájaro del árbol y lo mató; asustó a los peces, que se chocaron contra el pato, el cual tragó tantísima agua que se murió, y el río se secó al instante.
Años más tarde alabarían a un pato inmenso disecado en un descampado. Yo me preocupo por mi aportación al ecosistema.

6 interpretaciones:

Ana Sofía dijo...

Me gusta la manera en la que describe cada momento, me imagine todo a la perfección, me causó algo de gracia y a la vez de tristeza por que mataste a un pájaro y a un pato, que adornaban excelente el entorno. A mi me encanta escribir, pero escribo no se de una manera distinta espero algún día puedas visitar mi blog, el cual comienza su proceso.

Alenka dijo...

Hace rato que pasé por aquí, y he sido una malagradecida. Leí todo y todo me lo llevé en mi corazón. No dejé ni siquiera un "Buenos días" colgado de un alfiler en la rama del árbol. Bueno, ya regresé. Me encanta su profunda sencillez, Señor Gurmendi. Pregunto, ¿haríamos menos, más o igual daño si nos quedásemos inmóviles? A fin de cuentas, no hacer nada también es muy propio de nuestra especie...
Ahora sí, aquí le dejo mi papelito: Muy buenos días!!!

Noelle Lpz dijo...

Me encanta!

NityaYang dijo...

Apoyo totalmente la teoría del caos, del fluir, de las casualidades, de los aconteceres...

Yo también escribo en cualquier sitio, le da un rollo bohemio interesante.
Algún día encontrarán un papel tuyo escrito en algún bar y lo guardarán como pensamiento único.

Tú habías empezado la lista de la compra.

El sentido es pura interpretación.

Me ha encantado... y eso que es la 1:00 am!

Mfer dijo...

Y el entorno fluye, todo fluye, y somos lo que somos y algun día nos arrepentiremos(algún día nos arrepentiremos?).

Mis respetos Señor Gurmendi.

Vale dijo...

no soy nada, por que no se nada y no puedo hacer nada, necesito informacion talves asi pueda hacer.