lunes, 17 de mayo de 2010

De sus hábitos alimentarios


Los últimos incendios en los bosques de la cercanía probablemente se debieron al descuido de un fumador. Quizá sea por ello que el señor Gurmendi no fuma; al menos no fuma tabaco.
También se preocupa por otras cuestiones. Se ha preguntado numerosas veces de dónde vienen las cosas; de dónde vienen sus cosas. Se ha planteado cuestiones que al día de hoy preocupan a la sociedad; bueno, digamos que preocupan a una minoría dentro de la sociedad. Se ha preguntado si en estos tiempos de la globalización de mercancías es posible encontrar un consumidor que haya visto los brotes de soja crecer, los haya cosechado y los haya acompañado en un largo viaje en portacontenedor, para que cuando invite a sus amigos a cenar, tenga la certeza de que su ensalada sea biológica.
El señor Gurmendi lo tiene difícil cuando sus alimentos no provienen de su propio jardín. Al señor Gurmendi le entran náuseas cuando piensa en cómo llega la carne a los almacenes de su ciudad. Con razón el señor Gurmendi es vegano.

1 interpretaciones:

ALENKA dijo...

Tiene razón, Señor Gurmendi. No creo que exista un sólo ser en este planeta que haya hecho semejante proeza. Pero dígame, Señor, qué se puede hacer cuando, en estos tiempos de globalización, es más preocupante conseguir, por lo menos, un pan para darles a nuestros hijos?? Cuando el único pedacito de tierra que se posee es también la única cama para una familia entera?? No se pueden despreciar los alimentos así tan fácilmente. Hayan sido biológicos o no, nos han servido: aún seguimos vivos. Gracias por la reflexión. Buenas noches, Señor Gurmendi.